jueves, 3 de enero de 2008

Llaima abrió el 2008 con erupción


Cientos de turistas y vecinos de los alrededores del volcán Llaima, en Chile, fueron evacuados porque el volcán entró en erupción. Las imágenes de la lava saliendo desde la cima de 3.125 metros eran impresionantes. Toda la zona y sus alrededores están en alerta. Las cenizas llegaron a la Argentina. Por eso, en Neuquén y Viedma, ayer se cancelaron vuelos.

El Llaima entró en erupción el martes a la noche y obligó a evacuar a todos los turistas y los guardaparques que estaban aislados en el Parque Nacional Conguillío, cerrado por prevención.

En Argentina, y por prevención, se cerraron los aeropuertos de Neuquén y Viedma, y los cuatro vuelos programados para el día fueron cancelados. Jorge Molina, gerente de Asuntos Públicos de Aerolíneas Argentinas, explicó que las cenizas a gran altura "prácticamente esmerilan parabrisas y motores. Es muy peligroso para las aeronaves", dijo. Sobre los vuelos previstos para hoy, explicó que había que esperar a ver "cómo está la meteorología y luego tomaremos una decisión".

La erupción -se llegó a ver desde 140 kilómetros de distancia- comenzó con una densa columna de más de 6.000 metros de humo, que luego dio paso a la expulsión de material incandescente y lava. La erupción atemorizó a los poblados chilenos más cercanos: Melipeuco, Cunco y Curacautín, pero también a muchos argentinos. Es que la columna de humo se dirigió hacia Argentina y, sobre el poblado limítrofe de Lonquimay, frente a Neuquén, comenzó a caer ceniza sobre campos, lagunas y ríos.

1 comentario:

IRIS dijo...

Pues que susto no se llevaron los habitantes de la zona y alrrededores. Pero he de agradecerte la información, pues si no es por ti no me hubiera enterado!
Un abrazo muy grande!